Genealogía del presente

Test de talento de las ciudades

By 5 febrero, 2019 2 Comments

Las ciudades pueden reinventarse a sí mismas y convertirse en Ciudades con Talento. La inteligencia de nuestras ciudades influye en el desarrollo de nuestra inteligencia personal, por eso debemos cuidar nuestro entorno social. El talento de una ciudad se demuestra por el modo de ejercer sus funciones y de alcanzar lo que consideramos los tres objetivos básicos: cuidar el bienestar de sus ciudadanos, fomentar la vinculación social y ampliar las posibilidades de sus habitantes.

Test de talento de las ciudades


  • SECCIÓN PRIMERA: SERVICIOS E INSTITUCIONES PÚBLICAS
  1. Calidad de los servicios públicos: Transportes, movilidad, infraestructuras, mercados, limpieza.
  2.  Calidad del entorno: número de parques, número de árboles, índice de polución, accesibilidad para personas con dificultades, centros de reunión y ocio.
  3. Vivienda: Gastos en vivienda, calidad de la vivienda, posibilidad de acceso.
  4.  Salud: esperanza de vida, número de camas de hospital, número de médicos, listas de espera.
  5.  Educación: índices de éxito escolar, número de centros de O-3 años, numero de universitarios, atención a alumnos con necesidades especiales, número de becas, resultados de la educación terciaria.
  6. Seguridad: número de delitos, sensación de seguridad o inseguridad
  7. Calidad de las instituciones administrativas, políticas, judiciales.
  8. Transparencia en la gestión.
  9. Sostenibilidad.
  10. Equipamiento en comunicaciones y nuevas tecnologías.
  • SECCIÓN SEGUNDA: CAPITAL SOCIAL

  1.  Índice de confianza.
  2. Intolerancia a la corrupción y a la violencia.
  3.  Número de denuncias.
  4. Índice de actos vandálicos en las calles.
  5.  Número de conflictos que se judicializan.
  6. Índice Gini de desigualdad.
  7.  Aceptación de la diversidad.
  8.  Igualdad de género.
  9. Participación en ONG.
  10. Participación política y cívica.
  11. Generosidad. Donaciones, participación en crowdfunding.
  12. Índices de pobreza, y de riesgo de exclusión.
  •  SECCIÓN TERCERA

  1.  Índice de emprendimiento.
  2.  Acceso a fuentes de financiación.
  3. Facilidades para crear empresas.
  4. Apoyo a los nuevos emprendedores.
  5.  Número de empresas que se crean.
  6.  Número de parados.
  7. Índice de capital humano.
  8. Amplitud de la clase creativa.
  9.  Apertura social.
  10.  Valoración del emprendimiento y aceptación del riesgo y del fracaso.
  11. Educación para el emprendimiento.


El Informe de la “Comisión sobre la Medición del Desarrollo Económico,  dirigido por Stiglitz, Sen y Fitoussi, hace las siguientes recomendaciones para conocer los datos necesarios para establecer buenas políticas.


  • Recomendación nº 1: En el marco de la evaluación de bienestar material, referirse a los ingresos y al consumo, más que a la producción.

  • Recomendación nº 2: Hacer hincapié en la perspectiva de los hogares.

  • Recomendación nº 3. Tomar en cuenta el patrimonio al mismo tiempo que los ingresos y el consumo.

  • Recomendación n° 4: Otorgar más importancia a la distribución de los ingresos, del consumo y de las riquezas.

  • Recomendación nº 5: Ampliar los indicadores de ingresos a las actividades no mercantiles.

  • Recomendación nº 6: La calidad de vida depende de las condiciones objetivas en las cuales se encuentran las personas y de sus capacidades dinámicas. Sería conveniente mejorar las medidas estadísticas de salud, de educación, de actividades personales y de condiciones ambientales. Además, un esfuerzo particular deberá otorgarse a la concepción y a la aplicación de herramientas sólidas y fiables de medida de las relaciones sociales, de la participación en la vida política y de la inseguridad, conjunto de elementos del que puede mostrarse que constituye un buen elemento para predecir la satisfacción que la gente obtiene de su vida.

  • Recomendación nº 7: Los indicadores de la calidad de vida deberían, en todas las dimensiones que cubren, proporcionar una evaluación exhaustiva y global de las desigualdades.

  • Recomendación nº 8: Se deberán concebir encuestas para evaluar los lazos entre los diferentes aspectos de la calidad de vida de cada uno, y las informaciones obtenidas se deberán utilizar cuando se definen políticas en los diferentes ámbitos.

  • Recomendación nº 9: Los institutos de estadísticas deberían proporcionar las informaciones necesarias para asociar las diferentes dimensiones de la calidad de vida y permitir de esta manera la construcción de diferentes índices.

  • Recomendación nº 10: Las mediciones del bienestar, tanto objetivo como subjetivo, proporcionan informaciones esenciales sobre la calidad de vida. Los institutos estadísticos deberían integrar en sus encuestas preguntas cuyo objetivo sea conocer la evaluación que cada uno hace de su vida, de sus experiencias y de sus prioridades.

  • Recomendación nº 11: La evaluación de la sustentabilidad necesita un conjunto de indicadores bien definido. Los componentes de este tablero de mandos deberán tener como rasgo distintivo, el poder ser interpretados como variaciones de ciertos “stocks” subyacentes. Un índice monetario de sustentabilidad tiene su lugar en un tablero de mandos de esta naturaleza; sin embargo, en el estado actual de los conocimientos debería permanecer principalmente centrado en los aspectos económicos de sustentabilidad.

  • Recomendación nº 12: Los aspectos ambientales de la sustentabilidad merecen un seguimiento separado que radique en una batería de indicadores físicos seleccionados con cuidado. Es necesario, en particular, que uno de ellos indique claramente en qué medida nos acercamos a niveles peligrosos de amenaza al ambiente (de hecho, por ejemplo, el cambio climático o el desgaste de los recursos pesqueros).


Índice MERCER sobre calidad de las ciudades

Mercer evalúa las condiciones de vida local de más de 440 ciudades a nivel mundial.

Las condiciones de vida se analizan de acuerdo a 39 factores agrupados en 10 grupos:

1. Entorno social y político (estabilidad política, criminalidad, peso de la ley…)
2. Entorno económico (regulación de los tipos de cambio, servicios bancarios)
3. Entorno socio-cultural (medios de comunicación y censura, limitaciones de la libertad personal…)
4. Consideraciones médicas y de salud (servicios médicos, enfermedades infecciosas, aguas residuales, desagües, polución…)
5. Colegios y educación (calidad y disponibilidad de colegios internacionales)
6. Servicios públicos y transportes (electricidad, agua, transportes públicos, congestión del tráfico…)
7. Ocio (restaurantes, teatros, cines, deportes…)
8. Bienes de consumo (disponibilidad de alimentos / artículos de uso diario, coches…)
9. Alojamiento (alquiler de casas, electrodomésticos, muebles, servicios de mantenimiento…)
10. Entorno natural (clima, registro de desastres naturales…)



 

2 Comments

  • Borja López dice:

    Estimado Sr. Marina:
    Tal vez sea de utilidad como referencia el Índice de Prosperidad de las Ciudades que elabora ONU-Habitat (http://cpi.unhabitat.org/es). Agrupa 72 indicadores agrupados en 6 dimensiones:
    – Productividad
    – Desarrollo de infraestructuras
    – Calidad de vida
    – Equidad e inclusión social
    – Sostenibilidad ambiental
    – Legislación y gobernanza urbana
    Una de las virtudes de este Índice es que trata de utilizar datos localizables en ciudades de países desarrollados pero también en desarrollo, y que sean comparables entre si.
    Aunque algunos de los indicadores pueden ser discutibles, es una buena fuente metodológica sobre su obtención.
    Un saludo y ánimo con su iniciativa.

  • Romeo Raúl dice:

    Comentarios iniciales:
    El test de talento de las ciudades puede pensarse y estructurarse como un diagnóstico estratégico, toda vez que las ciudades son unidades territoriales construidas que actúan en un escenario de creciente competencia global. Dicho diagnóstico, además de dar a conocer como resultado la situación y la posición competitiva de una ciudad, permitiría valorar su Actitud Estratégica, formada por su Capacidad Inquisitiva para observar y comprender el entorno de actuación, su Capacidad Creativa para encontrar soluciones y aprovechar oportunidades y su Capacidad Proactiva para llevar adelante decisiones estratégicas público-privadas.
    Desde otro punto de vista, el test/diagnóstico serviría de base para la planificación y la organización del desarrollo local, aprovechando el potencial endógeno y la inserción de recursos y activos exógenos estratégicos para obtener ventajas competitivas, desarrollar una fuerte identidad territorial que genere una imagen de marca positiva y desarrolle una cultura local emprendedora. Y en todo caso, para impulsar la cooperación y coordinación sinérgica de lo público con lo privado.
    Se trata de conocer el talento de la ciudad para alcanzar objetivos de desarrollo integral (económico, social, ambiental) y duradero (sostenible a largo plazo). Cada ciudad podrá entonces elegir su estilo (posicionamiento y estrategia) para competir y desarrollarse a largo plazo (ser ciudades globales, “lentas”, “smart cities”, etc.).
    Con este contexto, la mayor parte de las perspectivas del futuro urbano giran en tono a las innovaciones tecnológicas, pero, se puede decir que el futuro de las ciudades depende en gran medida de la relación de fuerzas sociales entre los grupos que utilicen tales innovaciones. Las ciudades “ganadoras” del futuro a medio plazo, deberán ser, además de competitivas a escala internacional, seguras, inclusivas, resilientes y sostenibles.

    Con este planteamiento se puede enriquecer el contenido del test, con indicadores que permitan valorar aquellos aspectos estratégicos citados que se consideren útiles para el diagnóstico y la futura actuación público-privada.
    En lo que se refiere a la estructura del test al momento de sus conclusiones de diagnóstico, puede ser interesante ordenar las mismas según cuatro grandes Factores Clave para el Desarrollo Local (tal como aquí se entiende): a) Desarrollo de la Infraestructura Urbana de Soporte y Acogida de Personas y Actividades, b) Dinámica Competitiva del Sistema Productivo Local, c) Estructura y Dinámica Institucional de la Ciudad y d) Difusión de las Innovaciones y el Conocimiento.

    Espero que estos comentarios puedan ser útiles y me reitero a disposición para colaborar.

Leave a Reply to Romeo Raúl Cancel Reply