Árticulos en prensaSala de prensa

“Eres un animal espiritual, un híbrido de biología y cultura”

By 6 noviembre, 2018 No Comments

 

Pregunta: ¿Qué es la inteligencia?

Respuesta: La capacidad humana de dirigir la conducta para resolver problemas. Esta capacidad, en grado supremo, se llama bondad.

P: ¿Identifica la bondad con la inteligencia, pues?

R: La bondad es inteligencia práctica, y no hay modo más eficiente de deshacer problemas.

Pues no tiene demasiado prestigio.

Estoy empeñado en prestigiar la bondad, que es el mejor modo de orientar la acción.

¿Conviene enseñar a actuar bien?

Sí, y también volvamos a prestigiar la voluntad, hoy desplazada por la motivación.

¿Dónde nació su voluntad de estudiar?

De la biblioteca de mi abuelo: de niños jugábamos a alzar fortalezas y escaleras y muros con aquellos libracos de duras tapas.

¿Y qué quería ser usted de mayor?

Coreógrafo, director de bailarines.

¡Anda!

Me emocionaba ver el esfuerzo convertido en gracia. Lo apliqué a mi vida, a la cultura…

¿En qué sentido?

Procuro convivir con gracia, y procuro enseñar con gracia, y escribir con gracia.., ¡por mucho esfuerzo que haya detrás!

Que no se note, vamos.

Eso: no aburras con tus sudores, ofrece levedad, ligereza, soltura, elegancia, encanto.

¿Y qué es la cultura?

La cultura es la respuesta que cada sociedad brinda a los problemas. Hay unos problemas universales y variedad de respuestas locales.

Todas valiosas, claro…

Pero unas mejores que otras, en cada caso.

Póngame un caso.

El problema de la tuberculosis tiene mejor respuesta en la penicilina que en una danza.

¿Y el problema de organizar la sociedad?

La democracia supera a la dictadura.

¿Por qué?

Es mejor para vivir feliz. Veo un progreso ético de la humanidad hacia la democracia.

Defina democracia.

Participación en la gestión colectiva, respeto al individuo, ayuda mutua y seguridad.

¿Y qué día lograremos ser felices?

Deberemos apartar cinco obstáculos: pobreza, ignorancia, dogmatismo, miedo (al poderoso) y odio (al vecino). Y ser dignos.

¿Qué es la dignidad?

La condición básica de cada ser humano, por abyecto que sea su comportamiento.

¿Un infanticida tiene dignidad, pues?

Sí. La dignidad es un invento humano, es cultural, y nos invita a ser mejores: el ser humano es, pues, un animal espiritual.

¿Cómo es eso?

Eres material e inmaterial, biología y cultura: tu cerebro genera ocurrencias sin cesar, invenciones… ¿Tú has estado en Marte?

¡No!

¿Y cómo lo has sabido tan rápido? Porque tu cerebro lo sabe: ¡no descansa! Y es capaz de descifrar cosas rarísimas…, ¡véase el humor!

¿A ver?

“Te vendo una moto”, propone un tipo a un amigo, que le objeta: “¿Y para qué quiero yo una moto vendada?”.

Ja, ja…

¿Ves? Tú ríes…, ¡pero no existe aún el supercomputador capaz de descifrar este chiste! Nuestro cerebro relaciona imágenes, conceptos, ideas, e imagina, modifica, configura ideologías, religiones, mitologías…

¿Cómo nos condicionan todas estas ocurrencias nuestras?

¡Estructuran nuestras redes neuronales! Por eso el ser humano es un animal espiritual, es decir, un híbrido de biología y de cultura.

Póngame un ejemplo.

Fuimos especie muda, ¡y hoy hablamos! El niño nace programado para aprender a hablar… debido a que los mecanismos del lenguaje se incorporaron en la herencia biológica de nuestra especie. Y eso sucedió porque hablar creaba vinculo con otros y con uno mismo, lo que aportaba una ventaja evolutiva: al individuo más elocuente le iba mejor.

¿Qué grandes genes culturales han determinado mi genoma espiritual?

Primero, dominar el fuego hace 1,4 millones de años. Luego, imaginar la ultratumba (siguieron enterramientos y religiones). Y desarrollar herramientas físicas (piedras talladas) y mentales (lenguaje)…

¿Y después?

Dominar la agricultura. Eso generó excedentes de cereal, lo que propició el comercio, lo que fomentó la propiedad, que se protegía en las ciudades, que a su vez estimularon la inteligencia y la cultura.

Y ahora mismo… ¿qué?

Hay cierto riesgo de analfabetismo tecnológico: no comprender cómo y por qué hemos llegado hasta aquí. ¡Enseñemos historia de la cultura!, que es la biografía de la humanidad: se trata de saber por qué y cómo creamos religiones, matemáticas, ideas…

¿Cómo resumiría esa larga historia?

Veo un barco ebrio lanzado a la aventura de darnos un sentido.

¿Algún consejo para despedirnos?

Sé digno…, lo que consiste en vivir como si lo fueses. Y eso propiciará la convivencia justa, ¡gran fruto cultural! Otro fruto, de Karl Popper: “Pongamos a combatir argumentos para que no acaben combatiendo personas”.

Fuente: La Vanguardia

Leave a Reply