Genealogía del presente

Cómo mueren las democracias

By 5 noviembre, 2018 5 Comments

Resulta especialmente preocupante el hecho de que gente joven educada en países democráticos empieza a pensar que tal vez un régimen autoritario no sea tan malo, a la vista de la incapacidad de las democracias para resolver los problemas.

Por ello iré resumiendo, capítulo a capítulo, el libro Cómo mueren las democracias, de Steven Levitsky y Danil Ziblatt que resulta esclarecedor para la actual situación española.

Steven Levitski y Daniel Ziblatt : Cómo mueren las democracias, Ariel, 2018.

Las democracias pueden terminar de dos maneras: por golpes militares, o a manos de líderes electos que subvierten el proceso mismo que les condujo al poder. Esto puede suceder a toda prisa como hizo Hitler, después del incendio del Reichstag en 1933, pero “más a menudo, las democracias se erosionan lentamente, en pasos apenas apreciables”. Los expertos en derecho constitucional Aziz Huq y Tom Ginsburg  llaman a esta forma de quiebra democrática “regresión constitucional” (“How to Lose a Constitutional Democracy”, UCLA Law Review 65, 2018). Así es como mueren las democracias. Desde finales de la Guerra Fría, la mayoría de las quiebras democráticas no las han provocado militares, sino los propios gobiernos electos. Como Chávez en Venezuela, dirigentes elegidos por la población han subvertido instituciones en Georgia, Hungría, Nicaragua, Perú, Filipinas, Polonia, Rusia, Sri Lanka, Turquía y Ucrania. En la actualidad, el retroceso democrático empieza en las urnas” (13). Muchas personas piensan que siguen viviendo en una democracia. Lo que preocupa a los autores es si EEUU está en esa situación. “Debemos aprender de otro países a detectar las señales de alerta y a identificar las falsas alarmas. Debemos ser conscientes de los fatídicos pasos que han hecho naufragar otras democracias, Y debemos apreciar como la ciudadanía se ha alzado para afrontar las grandes crisis democráticas del pasado y superado las propias divisiones profundamente arraigadas para evitar la quiebra de la democracia. La historia no se repite, pero rima”. Ojalá descubramos las rimas antes de que sea demasiado tarde.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

5 Comments

  • PABLO BORDE ONDARRA dice:

    Tan solo subrayar la interesante reflexión de Linz de 1978 de que:
    ….., la defunción de muchas democracias puede retrotraerse a la “afinidad mayor que un partido básicamente orientado al mantenimiento de un sistema muestra con los extremistas que están a su lado del espectro político, en vez de con los partidos moderados del sistema al otro lado del espectro”. Le parecía importante aislar a los extremistas en lugar de legitimarlos.”
    Es difícil añadir nada más a esta nuestra penosa situación política actual.

  • Gabriel Real Ferrer dice:

    Excelente Blog!!! A seguir, sin dudas.
    Gracias por el resumen. Los planteamientos que los autores exponen en este libro se complementan perfectamente con los de Fareed Zakaira en “El futuro de la libertad” (Taurus, 2003) y nos ayudan a comprender la situación. La democracia por si sola no garantiza una sociedad justa y libre, hace falta la concurrencia de una serie de virtudes cívicas enraizadas en la sociedad y en sus instituciones. El deterioro de la calidad democrática proviene de la incapacidad (real o aparente) de la democracia participativa para resolver los problemas de los ciudadanos (democracia inoperante) lo que abre espacio a la demagogia y a los populismos. Los líderes autoritarios, aupados democráticamente, pretenden deshacer los contrapesos y ocupar las instituciones para hacer prevalecer, no ya su ideología, de la que a menudo carecen, sino su cosmovisión, en la que ocupan el lugar central (democracia autoritaria) Hacer frente a esta tendencia constituye un desafío imponente.

    • El “republicanismo” americano fundamenta la democracia en las “virtudes cívicas”, que por ello forman parte de la educación básica desde los padres fundadores.
      La fuerza de los líderes autoritarios deriva de que prometen soluciones fáciles, y se muestran con una seguridad pasmosa. Los estudiosos del liderazgo, como Daniel Goleman en “El lider resonante” saben que en momentos de bonanza triunfan los líderes “democráticos”, negociadores, pero que en situaciones difíciles la gente prefiere los que dan seguridad. Por eso es tan frecuente que primero se fomente el miedo y después se ofrezca uno como solución.

  • Rodolfo Alcaraz dice:

    Jose Antonio,

    Como siempre, gracias!

    Para cuándo una “Universidad Cívica”? Me parece tanto o más necesaria que la UP

Leave a Reply